El ministro de Transporte y Movilidad Sostenible del gobierno de España, Oscar Puente, ha anunciado mediante ‘X’, la red social conocida antiguamente como Twitter, que el tramo de la B-40 o Cuarto Cinturón entre Olesa de Montserrat y Viladecavalls entrará en servicio a partir del próximo viernes, 16 de febrero.

En el tweet, Puente destaca que esta autovía conecta «los principales motores industriales de Catalunya» y explica que esta obra es «clave para la movilidad del Baix Llobregat y el Vallès Occidental».

El tan esperado evento de la puesta en marcha de la B-40 entre el Baix Llobregat y el Vallès Occidental, proporcionando una conexión directa con la N-2, parece que finalmente será realidad este próximo día 16 de febrero. La fecha llega después de varios anuncios fallidos de puesta en marcha. El último de ellos el pasado 30 de enero.

Este tramo de la B-40, el Cuarto Cinturón, parecía inacabable por los múltiples retrasos que acumula. Hay que recordar que la construcción del tramo entre Abrera y Viladecavalls se inició en 2007, extendiéndose por más de quince años para completar una infraestructura de tan solo 6,1 kilómetros. Este tramo es el último en ejecutarse de la primera fase de la B-40 entre Abrera y Terrassa.

Tras la entrada en funcionamiento del Cuarto Cinturón hasta Terrassa, el siguiente paso será la construcción del tramo entre Terrassa hasta Castellar del Vallès, a través de Sabadell, conocida como la Ronda Norte.