El Departamento de Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural se ha incautado de 10 caballos (6 adultos, 3 potros y 1 pony) de una finca ubicada en Vilanova del Vallès.

Los servicios veterinarios oficiales del Departamento llevaron a cabo su actuación ayer jueves, con la colaboración de los Mossos d’Esquadra y los Agentes Rurales.

Los veterinarios del Departamento de Acción Climática actuaron después de recibir una denuncia de la Unidad Regional de Medio Ambiente (URMA) a instancias de la Fundación para el Asesoramiento y la Acción en Defensa de los Animales (FADDA) y numerosos particulares, y de acuerdo con el protocolo para la gestión de los abandonos o el mantenimiento en condiciones inadecuadas de bienestar animal de équidos en Cataluña. Hubo varias inspecciones y, ante el deterioro y la falta de corrección de las condiciones de alimentación y mantenimiento, se decidió efectuar la incautación preventiva de los animales.

Esta actuación ha comportado el trabajo de 4 veterinarios del Departamento, 3 efectivos del Cuerpo de Agentes Rurales, una patrulla de Seguridad Ciudadana de Granollers y una de la Unidad Regional de Medio Ambiente (URMA) del Cuerpo de Mossos d’Esquadra que han efectuado la incautación y el traslado a un centro de acogida de équidos que colabora con el Departamento. Para transportar estos équidos, se han utilizado dos camiones. Los gastos de transporte, manutención y tratamientos veterinarios de los animales corren a cargo del Departamento de Acción Climática.

Los animales comenzaban a tener síntomas muy graves de desnutrición, por lo que se dictó su incautación.

El director de los Servicios Territoriales del Departamento en Barcelona, Josep Pena, ha afirmado que, dada la gravedad de los hechos, el Departamento evaluará llevar el caso a la fiscalía.