La consellera de Justicia, Derechos y Memoria de la Generalitat, Gemma Ubasart, ha explicado este miércoles que el Govern ha adjudicado un contrato para documentar e investigar la fosa común de Montcada i Reixac , en la que «mayoritariamente hay víctimas del bando franquista».

La adjudicación la llevó a cabo en marzo la Dirección General de Memoria Democrática de la Generalitat, según ha detallado Ubasart preguntada en el pleno del Parlament por el diputado de Vox Sergio Macián.

Ante la acusación de Macián de que la Generalitat pretende manipular la historia, Ubasart ha replicado que el Govern trabaja en la exhumación de restos de ambos bandos de la Guerra Civil: «No se aguanta más la acusación maniquea de que somos de parte».

La fosa común de Montcada i Reixac es la más grande de la violencia en la retaguardia republicana en Cataluña durante la guerra civil española.

En el cementerio de Montcada fueron asesinadas cerca de 1.300 personas por ser consideradas afines al alzamiento militar contra la República, muertas en su gran mayoría por patrullas de la CNT-FAI.

Al acabar la guerra se exhumaron unos 1.200 cadáveres en Montcada; de estos, aproximadamente 700 no fueron identificados y quedaron enterrados bajo un pequeño parterre de césped donde crecen una palmera y tres arbustos ornamentales.

La Generalitat de Cataluña se comprometió a exhumar la fosa en septiembre de 2020 a petición de la Asociación Reivindicativa de la Memoria Histórica Raíces, pero hasta ahora no ha cumplido su promesa.