“Los costes de las materias primas ha subido entre un 30 y un 40% y nosotros no teníamos éste margen de beneficio”, esta es una de las preocupaciones que David Vázquez, presidente del Gremio de Hostelería del Vallès Oriental ha trasladado al primer secretario del PSC, Salvador Illa.

Los restauradores de la comarca se encuentran en una situación complicada. Primero, tuvieron que superar las consecuencias de la pandemia con una reducción importante del número de clientes y ahora, que han sobrevivido estos años complicados, se encuentran con la crisis económica actual.

Illa les ha querido escuchar y conocer los números reales de esta nueva situación para ayudar en lo que sea necesario e impulsar medidas que les permitan continuar con el su negocio.

«Estamos en una situación de incertidumbre, no sabemos si podremos remontar», explica Vázquez que ha estado acompañado por otros miembros del Gremio de Hostelería en este encuentro.

El aumento del coste de la energía “ha triplicado y en algunos casos, cuadruplicado las facturas de la luz y esto es insostenible”. Y lo mismo ocurre con las materias primas, el coste de la comida que compran a los proveedores es mucho más alto y los restauradores, no han querido que esto acabe repercutiendo en los clientes.

Desde el Gremio de Hostelería han valorado muy positivamente el encuentro con el primer secretario del PSC porque “de esta forma, conoce la realidad del sector, sabe lo que necesitamos y cuáles son los números de lo que vale levantar la persiana. Este feedback para nosotros es muy bueno”. Y ha recalcado la necesidad de que «la Generalitat tenga una implicación más directo con el sector» ya que no han tenido ninguna reunión con ellos.

Salvador Illa ha estado acompañado en el encuentro con el Gremio de Hostelería por la alcaldesa de Granollers, Alba Barnusell y el presidente del Consell Comarcal del Vallès Oriental y alcalde de Canovelles, Emilio Cordero.