Representantes del Ayuntamiento de Les Franqueses y los feriantes habituales que se instalan en la Fiesta Mayor de Corró d’Avall se han reunido y han acordado que este año no habrá feria y recuperar esta actividad a partir del próximo año, si las condiciones sanitarias del momento lo permiten.

Ambas partes han hecho este encuentro para plantear posibles alternativas a la ubicación actual porque la carretera de Ribes no permite garantizar la normativa vigente para evitar contagios de la Covid-19.

En esta reunión, los representantes del Ayuntamiento han propuesto un cambio a la zona de Cal Gavatx, pero los feriantes han preferido esperar a 2022 y conservar el emplazamiento de los últimos años.


Las dos partes pues se han emplazado a seguir trabajando conjuntamente para volver a instalar la feria en la carretera de Ribes cuando las condiciones sanitarias lo permitan.