El concejal no adscrito del Ayuntamiento de Viladecavalls, Carles Méndez, será el candidato a la alcaldía por el Partido Popular en las próximas elecciones municipales. Méndez ya ha sido designado como candidato por la dirección provincial del PP de Barcelona, según confirmó este digital de fuentes del partido.

Carles Méndez forma parte del Gobierno local desde el inicio del mandato donde ha ejercido, con una dedicación parcial, como concejal de mantenimiento urbano y vía pública y Comercio y Mercados.

La elección de Méndez como candidato ha sido recibido por sorpresa entre los militantes locales ya que en las pasadas elecciones de 2019 se presentó como cabeza de lista de Ciudadanos y protagonizó una polémica salida de este partido.

Poco después de ser elegido concejal por la formación naranja, Carles Méndez anunció que dejaba su partido y pasaba a ser concejal no adscrito del Ayuntamiento de Viladecavalls. Inmediatamente pactó con Junts per Catalunya y con el PSC para formar parte del gobierno local. Méndez, que anteriormente había criticado tanto a independentistas como a socialistas, justificó su decisión por el acercamiento de Ciudadanos a VOX y también para poder contribuir a mejorar Viladecavalls. Ciudadanos no dudó en calificar a Méndez como un concejal «tránsfuga» y reclamó su dimisión.

Curiosamente el PP de Barcelona ha optado por elegir a este controvertido candidato en Viladecavalls, una población simbólica para los militantes populares de Cataluña. La razón de este simbolismo es que el concejal popular de este municipio, Francisco Cano, fue asesinado por ETA en el año 2000.