La familia de José Antonio Martínez, el hombre de 45 años de las Franquesas del Vallés desaparecido desde el 29 de diciembre en la Sierra de Béjar, en la provincia de Salamanca, ha denunciado que la investigación se ha suspendido hasta el mes de febrero. En un comunicado, los familiares del excursionista han asegurado que desde la Subdelegación del gobierno español les han dicho que no se plantean movilizar a los servicios de rescate «para uno o dos días» y que es «mejor seguir en febrero». Fuentes de la Guardia Civil, sin embargo, han negado a la Agencia Catalana de Noticias (ACN) que la investigación haya quedado suspendida hasta el próximo mes y han atribuido el paro a las adversidades meteorológicas de la zona.

El dispositivo de búsqueda se ha suspendido este sábado debido a la niebla baja, el fuerte viento y la previsión de fuertes precipitaciones, y las citadas fuentes preveen reanudarlo cuando la situación lo permita. Sin embargo, la familia de José Antonio Martínez sostiene que las autoridades «no reanudarán la investigación hasta el mes de febrero».

Ante esta situación, el alcalde de Les Franqueses, Francesc Colomé, ha subrayado a través de las redes «la importancia de continuar con estos trabajos en cuanto las condiciones meteorológicas lo permitan». La familia ha anunciado que formará un grupo de ayuda para coordinar a los voluntarios que quieran seguir colaborando con la investigación y hacer avergonzar a “todas estas personitas y personajes que toman decisiones tan graves basadas en si es rentable o no la vida de una persona”.