Mossos de la Unidad Seguridad ciudadana de la comisaría Terrassa detuvieron, el día 5 de septiembre, a tres jóvenes de 25 y 26 años y un menor, los tres de nacionalidad española, como presuntos autores de un robo con fuerza en el interior de una casa.

Los hechos se produjeron cerca de las 8 de la mañana cuando los agentes recibieron el aviso de que habían entrado a robar en un domicilio en la calle Castellbisbal de Terrassa. Al llegar al lugar, observaron que los ladrones habían entrado forzando una ventana de la casa y que todo estaba revuelto. También localizaron algunas herramientas que habrían utilizado para forzar el acceso.

Los testigos manifestaron que habían oído ruidos de madrugada y que habían visto un joven cargado con una mochila y una llave inglesa en la mano dirigiéndose hacia un coche. Poco después, alrededor de las siete de la mañana, volvieron a ver al mismo joven y cuando le pidieron qué hacía allí los amenazó y se marchó corriendo.

Justo en ese momento, uno de los testigos que hablaba con los policías vio al chico que les había amenazado poco antes. Los agentes intentaron identificarlo cuando el joven echó a correr, aunque finalmente lo pararon. Se da la circunstancia de que, mientras detenían al fugitivo, uno de los agentes vio como dos jóvenes intentaban huir en un coche y consiguió retenerlos.

Durante el registro del vehículo de los sospechosos los agentes localizaron herramientas que se suelen utilizar habitualmente para forzar los accesos.

Por todos estos hechos se detuvo a los tres jóvenes, uno de ellos menor de edad, por un delito de robo con fuerza en domicilio, posteriormente el menor quedó libertad.

Los dos arrestados mayores de edad pasaron a disposición del juzgado de guardia de Terrassa que decretó prisión provisional para uno de ellos y libertad con cargos para el otro.