El Ayuntamiento de la Roca del Vallès se ha decidido cerrar el acceso de los vehículos a 13 lugares del municipio. La razón es que se quiere mejorar ambientalmente su entorno natural.
«Desde la Policía Local ya hace tiempo que se trabaja intensamente para perseguir a los responsables de vertidos de residuos ilegales, y ahora se da un paso más protegiendo determinados espacios que han sufrido especialmente esta práctica incívica», comentan desde el Ayuntamiento.

Así, se ha limitado el acceso de los vehículos a trece lugares colocando rocas, y haciendo tareas de reforestación. También se ha procedido a la limpieza de la basura de estos sitios, y se han nivelado las tierras. Finalmente se ha plantando semillas de hierbas resistentes, y se espera que todo ello culmine el proceso de naturalización de las zonas.

El concejal de Medio Ambiente, Jordi Bacardit, explicó que «somos conocedores de que hay muchas zonas forestales dañadas por el incivismo, y nos preocupa mucho. Ya hemos puesto manos a la obra, y esperamos que con estas acciones podamos impedir que se degraden».