El contencioso que presentó la Plataforma de Afectados por las Multas (PAM) contra el contrato de servicio de control de la seguridad vial del Foto Rojo adjudicado por el Ayuntamiento de las Franqueses ha quedado definitivamente desestimado por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña. El Tribunal, además, a impuesto a la PAM a hacerse cargo de los costes del proceso judicial.

El Juzgado Contencioso Administrativo número 17 dictó una primera sentencia el 10 de abril de 2018, según la cual inadmitía el recurso e imponía unos costes de hasta 1.000 euros a la plataforma.

Esta primera sentencia se basa en que la PAM no adoptó el acuerdo social para interponer este contencioso y empezar así acciones judiciales. El juzgado estableció un plazo para que la PAM pudiera aportar esta documentación, pero no lo hizo. Finalmente la sentencia dice «todo esto lleva a la inadmisión de la demanda, sin necesidad de entrar en las restantes causas de inadminissió y mucho menos en el fondo del asunto. Sin embargo conviene indicar que también se da una manifiesta desviación procesal que consiste en alegar y pedir en relación con actos no impugnados (multas, detracción de puntos). Falta de legitimación por no haber sido parte la actora en el procedimiento administrativo de contratación y extemporaneidad para dirigirse contra actos firmes que no han sido impugnados «.

A pesar de ello todo, la PAM presentó un recurso de apelación ante el Tribunal Superior de Justicia, que este 27 de julio de 2020 ha quedado desestimada y que, además, impone unos costes en la plataforma que pueden llegar hasta 2.000 euros.