La Guardia Civil identificó y denunció el pasado 13 de abril en Sabadell a cuatro personas por incumplir la orden de prohibición de circulación recogida en el Real Decreto 463/202 por el que se establece el estado de alarma, al sacrificar a una oveja en el patio trasero de una nave careciendo de autorización y sin reunir las condiciones higiénico-sanitarias para hacerlo.

Agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) que prestan servicio en las zonas rurales en cumplimiento al estado de alarma sorprendieron a cuatro personas, dos vecinas de Sabadell y dos de Barcelona, haciendo la matanza de una oveja en el patio trasero de una nave agrícola. Los agentes formularon respectivas denuncias por incumplir el confinamiento sanitario decretado por el estado de alarma y por sacrificar a un animal fuera de un matadero sin autorización que les habilite.