Un Mosso mostrando la falsa placa que utilizaban los delincuentes para cometer sus hurtos
Un Mosso mostrando la falsa placa que utilizaban los delincuentes para cometer sus hurtos

Los Mossos podrían haber capturado a los falsos policías que actuaban en la AP-7 y que fueron detectados esta semana en la C-33, a la altura de Montcada, cuando intentaban detener un vehículo enseñando una falsa credencial de policía. Los detenidos, que tienen antecedentes, pasaron el 26 de agosto a disposición judicial ante el Juzgado de Instrucción número 5 de Tarragona y el juez decretó su libertad con cargos.

Agentes de la Policía de la Generalitat han informado que este jueves detuvieron a dos hombres, de 28 y 30 años, de nacionalidad iraní y vecinos de Madrid y Alicante, como presuntos autores de un delito de hurto y un delito de usurpación de funciones públicas.

Los hechos se produjeron, alrededor de las 20:30 horas, cuando los ocupantes de un vehículo que circulaba por la AP-7, haciéndose pasar por policías, obligaron a otro vehículo a detenerse al arcén, a la altura del término municipal de Tarragona.

Los falsos policías, con la excusa de buscar droga, registraron el vehículo y, en un descuido de las víctimas, les sustrajeron 8.000 euros y 6.000 dirhams. A continuación, cogieron las llaves del vehículo de las víctimas para garantizar su huida y se fueron rápidamente.

Poco después, una dotación del Área Regional de Recursos Operativos de la Región Policial Camp de Tarragona, que formaba parte de un dispositivo preventivo de robos en la autopista, logró detener el vehículo fugitivo en un control policial que se había montado a la altura del punto kilométrico 247 de la AP-7, dentro del término de Tarragona.

Los ladrones, al observar el control policial, tiraron por la ventana la falsa credencial de policía que minutos antes habían utilizado para cometer el hurto.

La investigación continúa abierta para averiguar si los detenidos pueden estar implicados en otros hechos de similares características cometidos en Cataluña.