Alrededor de 1.000 personas pasaron este sábado por la Feria Lliga’t a la Terra y Mercado del Planter, celebrada en el Centro Cívico la Fábrica de Santa Eulalia de Ronçana, y organizada por el Consell Comarcal y el Ayuntamiento. Durante todo el día se pudieron visitar las 11 paradas de productos de proximidad, el tradicional mercado de plantel y las diferentes actividades programadas.

En total se vendieron casi 22.000 planteles, la mayoría de tomateras. Concretamente se vendieron 11.500 planteles de tomateras (7.500 encargadas online y 4.000 vendidas directamente en la Fira). Y los productores encargaron otros 8.100 planteles que recogerán a finales de mes. También se vendieron 3.000 planteles de otras hortalizas puerros, lechugas, remolachas, berenjenas y pimientos.

Las actividades de la Fira tuvieron muy buena aceptación. El taller de aprovechamiento de alimentos, a cargo de Pep Salsetes, contó con más de 30 participantes, y en la charla sobre las plantas perennes recibió a 50 participantes. Las actividades familiares fueron las más exitosas: el espectáculo infantil acogió a 50 niños y niñas y el espectáculo de magia fue disfrutado por más de setenta personas. El almuerzo popular, ofrecido por el restaurante Can Candelich vendió los 120 tickets disponibles.

Como siempre, una de las actividades más valoradas es la visita al huerto de la explotación El Molí d’en Vendrell, donde la Asociación Semillas Orientales dispone de tierras para cultivar las variedades locales y especialmente los tomates que se podrán probar en la Feria del Tomate que se celebrará en julio.

En la feria han colaborado la Diputación de Barcelona, Semillas Orientales, y El Molí d’en Vendrell.