El nuevo Centro de Urgencias de Atención Primaria (CUAP) Baix Vallès, en el paseo de la Florida de Santa Perpetua de Mogoda, entra en la recta final. Las obras están muy avanzadas y en estos momentos se está equipando el dispositivo con el objetivo de que pueda entrar en funcionamiento este verano. Este dispositivo dará cobertura a las personas residentes en Santa Perpètua de Mogoda y en los municipios del Baix Vallès, como son: Caldes de Montbui, La Llagosta, Martorelles, Mollet del Vallès, Palau-solità y Plegamans y Parets del Vallès, entre otros. Entre todos suman un área de 160 mil personas.

El consejero de Salud, Manel Balcells, ha visitado este martes las instalaciones, de casi 900 metros cuadrados, ubicadas en un terreno cedido por el Ayuntamiento junto al Centro de Desarrollo Local.

El nuevo CUAP atenderá a las urgencias de baja y media complejidad de medicina general y pediatría, y evitará desplazamientos a los hospitales. Estará abierto las 24 horas, los 365 días del año. También realizará radiologías, ecografías y contará con servicio de analítica urgente. Además, albergará dos unidades de Apoyo Vital Básico del Servicio de Emergencias Médicas (SEM).

«Este centro significará un cambio en el modelo asistencial de atención a las urgencias no sólo de Santa Perpètua sino también de todo el Baix Vallès», ha explicado el conseller. Y ha añadido que el nuevo equipamiento está listo para resolver más de 30 mil visitas al año. «Será un centro de primer nivel que nos permitirá dar respuesta a las demandas del territorio, aliviar la presión de urgencias en el Hospital de Mollet y, lo más importante, ganar en proximidad y atender a los ciudadanos más cerca de su casa» .

El nuevo CUAP es una construcción industrializada con dos volúmenes diferenciados: uno principal, situado en el límite sur de la parcela, dedicado al área de atención asistencial y de tratamientos; y uno secundario, situado en el norte, donde se ubican las dos unidades del SEM. Estos dos módulos están unidos y comunicados con un porche que servirá como zona de descarga y aparcamiento de ambulancias y de los vehículos del servicio.

El centro estará gestionado por el Institut Català de la Salut.