Las actuales intalaciones en Parets del Vallès

La compañía K-Line, que se dedica a la fabricación de puertas y ventanas de aluminio, ha anunciado una inversión de 18 millones de euros para la construcción de una fábrica en Lliçà de Vall.

Según ha informado en un comunicado, el anuncio se ha hecho coincidiendo con el 25 aniversario de la llegada de la empresa a España. El edificio ocupará una superficie productiva de 13.000 metros cuadrados y, según los cálculos de la firma del grupo Liébot, permitirá triplicar la producción actual. La nueva factoría «constituirá un punto de inflexión para el crecimiento» de la compañía y contará con unas instalaciones de vanguardia.

K-Line ya cuenta actualmente con instalaciones en el Vallès Oriental en la cercana población de Parets del Vallès