Los vehículos son el principal generador de contaminación del aire

Los resultados del último Informe Mundial de la Calidad del Aire, de la empresa suiza IQAir, sitúa a tres poblaciones del Vallès como las más contaminadas de España en partículas PM2.5. Concretamente, afirma el estudio, se trata de Santa Perpetua de Mogoda, Mollet del Vallès y Granollers. En concreto, en estas tres poblaciones se llega a triplicar la cifra recomendada por la OMS. Santa Perpetua de Mogoda y Mollet del Vallès empatan (con 16,1 μg/m3) en el primer lugar de las ciudades con más partículas sólidas en el aire. Granollers, por su parte, tiene el nivel de polución en 15,1 µg/m3.

La OMS fija que la media anual de PM2.5 debería ser de 5 microgramos por metro cúbico (5 μg/m3) o menos.

El Informe Mundial de la Calidad del Aire, de la empresa suiza IQAir que se publica desde 2018, afirma que a nivel mundial sólo 10 de los 134 países analizados no han excedido de los límites de polución del aire que marca la Organización Mundial de la Salud (OMS). El informe se centra en el estudio de las partículas finas llamadas PM2.5. Reciben este nombre porque son partículas sólidas de menos de 2,5 micrómetros, un tamaño que permite que entren en el torrente sanguíneo humano. Esto hace que sean consideradas la forma más mortífera de contaminación atmosférica. De hecho, tal y como señala el estudio de IQAir, las partículas PM2.5 causan «una de cada nueve muertes a escala mundial».

España todavía está lejos de cumplir los objetivos marcados por la OMS, pero muestra una dinámica positiva: si bien el año pasado el nivel de polución se situaba sobre los 10,9 μg/m3, este año el dato ha descendido un punto, hasta los 9,9 µg/m3. Esta cifra sitúa a España como el 95º país con mayor contaminación de los 134 que forman el estudio.

Por su parte, Barcelona es la ciudad 2.662 del ranking, con 11,5 µg/m3. Estos resultados marcan una buena dinámica de la capital catalana en comparación con el último año, cuando la polución en el aire era de 13 μg/m3. Además, el estudio de IQAir también detalla por meses la media de partículas en el aire, por lo que febrero es el peor mes para respirar en Barcelona y abril el mejor. Otras ciudades importantes como Madrid y Valencia tienen el nivel de contaminación del aire por debajo del de Barcelona, en 9 µg/m3 y 8,7 µg/m3, respectivamente, aunque por encima de los límites fijados por la OMS.

En el estudio también aparecen Lleida (9 μg/m3), Tarragona (10,5), Reus (12,5), Igualada (10,4), Rubí (11,2), Gandesa (8,1), Vila-seca (8,6) y Puigdelfí (9,2).