Este miércoles se ha celebrado en Can Luna de la Garriga el Consejo de Alcaldías del Vallès Oriental ordinario de marzo. Los alcaldes y concejales han tratado sobre la situación de sequía, los recursos para la campaña de este año de prevención de incendios, la empresa pública de energías renovables de la Generalidad de Cataluña y el transporte adaptado.

La situación de sequía fue uno de los temas centrales de la reunión del Consejo de Alcaldías. El presidente del Consorcio Besòs Tordera, Oscar Sierra, acompañado por el gerente Albert Solà, han hecho un repaso de la situación en la que se encuentra la cuenca del Ter-Llobregat y algunas soluciones que proponen para hacerle frente.

El presidente, Òscar Sierra, ha comentado que el Consorcio ha presentado tres proyectos a la ACA relacionados con la regeneración del agua, con la idea de que «en un futuro desde las depuradoras podamos conseguir agua potable», según ha dicho .

Concretamente, la propuesta consiste «al empezar a imitar el ciclo del agua que han hecho en California donde el agua limpia que sale de la depuradora que antes lanzaban al medio, ahora lo que han empezado a hacer es limpiarla y potabilizarla», ha comentado.

Desde el Consorcio se ha propuesto a la ACA que las depuradoras de Granollers, Caldes de Montbui y Santa Maria de Palautordera puedan empezar a trabajar con este sistema. «El Consorci somos una rama de la ACA y, además, somos los ayuntamientos que estamos consorciados que trabajamos por el saneamiento del agua, pero también queremos ser protagonistas a la hora de poder dar abastecimiento de agua a nuestra población » ha añadido.

Respecto a la sequía, se ha explicitado que si la situación actual sigue sin cambiar -a fecha de ayer las reservas de las cuencas internas estaban a un 15%- en unos meses se pasará a emergencia 2 ya finales de año a emergencia 3.

El presidente del Consell Comarcal, Emilio Cordero, ha aprovechado para felicitar a la población de la comarca «que se lo está tomando en serio y está haciendo caso a las recomendaciones, y si no llueve deberemos tener restricciones, pero ahora mismo la ciudadanía se ‘está comportando muy bien’, ha dicho. «Debemos ir haciendo un cambio en nuestras vidas, cada vez llueve menos y el agua es un bien necesario y tendremos que ir buscando fórmulas nuevas y valorar más lo que significa que salga agua del grifo», ha añadido .