Imagen del nuevo edificio de boxes actualmente en construcción

La Generalitat de Catalunya quiere que el Circuit de Montmeló esté gestionado por la Fira de Barcelona. El Govern ha aprobado hoy autorizar a Circuits de Catalunya a negociar y concretar las condiciones de un contrato de arrendamiento de negocio para la explotación y gestión de la actividad del Circuit Barcelona-Catalunya con el Consorcio Fira Internacional de Barcelona.

Se da la circunstancia de que Fira de Barcelona es un consorcio formado por la Generalitat, el Ayuntamiento de Barcelona y la Cámara de Comercio de Barcelona. El presidente de esta institución es el alcalde de Barcelona Jaume Collboni.

La idea es que la «propiedad patrimonial» seguirá siendo de Circuits SL, actual gestora de la instalación deportiva, mientras que se busca que sea Fira de Barcelona quien abra el Circuit a ingresos más allá del mundo del motor.

Según explica la Generalitat, la decisión se enmarca en el Plan estratégico del Circuito de Barcelona-Catalunya, aprobado en el mes de octubre de 2022, que establece la voluntad de mejorar la eficiencia en la gestión, reforzar la apuesta por la digitalización, convertirse en una referencia en materia de sostenibilidad, intensificar el arraigo territorial y diversificar la actividad.

El objetivo del Gobierno es optimizar la explotación de las instalaciones para que deje de ser un equipamiento «exclusivamente concebido en torno a las grandes competiciones de motor, a través de nuevos modelos de negocio relacionados con las ferias y los congresos, el ocio saludable, los grandes eventos musicales y culturales, y la industria de la movilidad sostenible».

En este sentido, se considera que Fira de Barcelona es motor económico y social, una de las mejores plataformas para los negocios, la promoción comercial y del tejido industrial, la proyección internacional de las empresas, el intercambio de conocimiento y la atracción de talento.

El eventual contrato de arrendamiento no afectará a la titularidad de los activos ni tampoco a la titularidad de los contratos de Fórmula 1 y MotoGP, que seguirán siendo propiedad de Circuits de Catalunya.

Por otro lado la Generalitat explica que este acuerdo de Gobierno permite equilibrar el balance de la empresa y capitalizar las aportaciones realizadas por la administración de la Generalitat de Catalunya y la empresa pública Avançsa durante los últimos años, de forma que se incrementará la participación social de la Generalidad en el Circuit hasta el 85%.

Actualmente el Circuit de Montmeló es propiedad de la Generalitat en un 75% mientras que el resto es del RACC y el Ayuntamiento de Montmeló.