El grupo industrial alemán Freudenberg, que este año celebra el 175 aniversario de su fundación, ha inaugurado hoy su nueva planta de componentes para el sector de la automoción en Parets del Vallès en un acto que ha contado con la presencia del presidente de la Generalidad de Cataluña, Pere Aragonés.

Freudenberg Sealing Technologies es la división centrada en la automoción del grupo y fabrica refuerzos para amortiguadores y componentes destinados a los equipos de dirección. El proceso productivo consiste en la unión del caucho y el metal mediante la comprensión o inyección, utilizando las últimas innovaciones tecnológicas, como la Inteligencia Artificial (IA). Las nuevas instalaciones, diseñadas para su funcionamiento al 100% con energía renovable, suponen la sustitución y modernización de la planta ya existente y ha supuesto una inversión de más de 11 millones de euros. De hecho, por este proyecto de inversión, Freudenberg ha contado con una ayuda del Gobierno por medio de ACCIÓ de 200.000 euros en el marco de la línea de ayudas a inversiones empresariales de alto impacto.

Durante su discurso inicial, Jaume Cané, Country Representative de Freudenberg España, ha explicado que «el ADN del grupo Freudenberg es la última tecnología con orientación a largo plazo, dos cualidades que aquí, en la nueva fábrica de Parets del Vallès, demostramos profundamente. Esta planta busca dar respuesta a las necesidades actuales y de futuro de la industria de la automoción». La planta, con un equipo de 171 profesionales, tiene una superficie de 6.800 metros cuadrados y permitirá aumentar en un 15% la producción anual de componentes de amortiguadores y sistemas de dirección, que actualmente tiene una facturación de unos 30 millones de euros .

Además del presidente de la Generalitat, también asistieron a la inauguración el conseller de Empresa y Trabajo, Roger Torrent; el director general de Industria, Oriol Alcoba; la directora en Cataluña de la Cámara de Comercio de Alemania en España, Almudena Sánchez; el vicecónsul general de la República Federal de Alemania en Barcelona, Patrick Heinz; la vice-alcaldesa y 1a teniente de alcalde en Parets del Vallès, Casandra Garcia y el 2º teniente de alcalde de Parets del Vallés, Francesc de la Torre, así como representantes del grupo Freudenberg en Alemania.

Durante su discurso, el Presidente de la Generalidad de Cataluña, Pere Aragonès, ha destacado que «hoy se pone en marcha una planta industrial que es ejemplo de innovación, una planta con una apuesta firme para la robotización y limpia en sostenibilidad». La inversión de Freudenberg con Parets del Vallès es un muy buen ejemplo de cómo se está reindustrializando Cataluña, con una apuesta clara por la innovación, la sostenibilidad, la robotización y los sectores estratégicos que son esenciales para la economía del país» .

Por su parte, la vice-alcaldesa de Parets del Vallés, Casandra Garcia, afirmó que «Estamos muy orgullosos de contar en nuestro municipio con una empresa como Freudenberg, que siempre aporta estabilidad y puestos de trabajo».

Por su parte, Peter Johnson, senior vice presidente de Fluid Power, ha declarado que «desde la división que represento continuaremos invirtiendo en esta fábrica, en los procesos de automoción y nuevas tecnologías. Quiero agradecer a todos los trabajadores por su pasión, dedicación y esfuerzo durante la instalación de esta nueva planta». En su caso, Ulrich Kerber, Global Head de Freudenberg Real Estate, ha afirmado que «en cada proyecto nos esforzamos por conseguir los más altos estándares de diseño y construcción, para que nuestros trabajadores y clientes puedan disfrutar de un espacio de ‘excelencia, sostenible e innovador’.

La compañía alemana cuenta con siete plantas especializadas en el sector de la automoción en España en Parets del Vallès, Martorell, Burgos y Cascante (Navarra). Además de componentes para la amortiguación y sistemas de dirección, también fabrica aplicaciones de goma, caucho y metal para el sellado y antivibración de vehículos, una producción que exporta en un 75% a Europa, principalmente a Alemania y los países del Este de Europa, aunque parte destacada también en México.

«La inversión en la nueva planta de Parets del Vallès es el mejor ejemplo del compromiso de Freudenberg no sólo con la industria de la automoción, sino también con Cataluña y España», ha subrayado Cané.