Estado del coche tras una accidentada persecución

Mossos d’Esquadra de la comisaría de Terrassa detuvieron ayer, 7 de febrero, a un hombre de 31 años por un delito contra la salud pública, conducción temeraria y desobediencia a los agentes de la autoridad

Los hechos sucedieron por la tarde, cuando los mossos quisieron identificar al conductor de un vehículo que circulaba por el centro de Terrassa y que les pareció sospechoso. En un primer momento, esa persona siguió las indicaciones del patrulla, pero de repente hizo una maniobra rápida y evasiva y huyó del sitio.

Los policías informaron al resto de patrullas e iniciaron un seguimiento. Durante la fuga, haciendo caso omiso de las indicaciones, el vehículo aumentó la velocidad, se saltó varios semáforos en rojo, invadió varios carriles contrarios y colisionó con varios vehículos para no ser parado. Estas maniobras que pusieron en riesgo la vida del resto de peatones fueron identificadas por los agentes como un delito de conducción temeraria.

El vehículo se detuvo finalmente en la A-2 a la altura de Cornellà del Llobregat. La persona abandonó el lugar de los hechos atravesando la autopista de por medio y los agentes, que lo venían siguiendo desde Terrassa, pusieron en riesgo la suya para ir detrás, detenerlo y reducirlo.

La rápida coordinación de las diversas regiones a través de la Sala de Mando Operativo, de los agentes de Tráfico y de Seguridad Ciudadana del ABP de Cornellà de Llobregat hicieron que el incidente se resolviera con la máxima celeridad y mejor de los resultados posibles .

Durante el cacheo del vehículo se localizaron 10 kg de marihuana distribuida en 10 bolsas de plástico transparente.

El hombre, de 31 años, quedó detenido por un delito conducción temeraria, por desobediencia a los agentes de la autoridad y por un delito contra la salud pública.