La consejera de Territorio, Ester Capella i Farré, ha visitado este martes la obra que su departamento ha finalizado para mejorar la funcionalidad y la seguridad de la C-17 entre Parets del Vallès y Granollers, que ha consistido en la construcción de un nuevo tercer carril en la calzada en sentido norte. La consellera, ha aprovechado para anunciar que Territorio finalizará a finales de primavera las obras de mejora de la accesibilidad de la carretera a zonas industriales de Granollers y de Lliçà d’Amunt.

Territorio tiene en ejecución desde hace meses las obras para mejorar la accesibilidad a la carretera C-17 entre Granollers y Lliçà d’Amunt, que suponen una inversión de más de 9 MEUR. Esta obra consiste en la reordenación de accesos y la construcción de un nuevo enlace, con el objetivo de favorecer el acceso a dos sectores de actividad económica.

Los trabajos, que empezaron en verano de 2022, comprenden las siguientes actuaciones:

·Formación de una nueva conexión a la altura del sector de Can Montcau, en Lliçà d’Amunt, que incluye la construcción de una rotonda y un nuevo paso bajo la carretera.
Ensanche de la C-17 con un tercer carril adicional por sentido, entre el enlace existente con la C-352 (ronda sur de Granollers) y el nuevo de Can Montcau
Supresión de las conexiones directas de la C-17 con los viales del polígono Font del Ràdium (Granollers) existentes en el lado derecho de la carretera para mejorar la seguridad y la fluidez de la carretera, que comporta la reordenación de accesos en este entorno y la formación de un nuevo vial bidireccional.

EL TERCER CARRIL YA FUNCIONA

Con una inversión de 19,2 millones de euros, la obra del tercer carril de la C-17 entre Parets y Granollers ahora finalizado y que se puso en marcha ya hace unas semanas ha comportado la prolongación del tercer carril que ya había en la C-17, desde el enlace con la C-33, hasta el enlace con la C-352 (ronda Sur de Granollers) y la reordenación de accesos desde este punto hasta el enlace con la C-155 (de Sabadell a Lliçà de Vall). Ha alcanzado una longitud de cerca de 4 kilómetros en los municipios de Parets del Vallès, Lliçà de Vall y Granollers.

Para limitar los accesos directos y así mejorar la seguridad y la canalización del tráfico, se han remodelado los enlaces de la C-155 y de la C-35, formándose una salida directa desde el tronco. Se han reorganizado los accesos al polígono industrial Can Volart y al Circuito de Montmeló mediante dos nuevas rotondas (en el polígono y en la C-35). Los accesos directos se han anulado y ahora se vehiculan a través de un nuevo vial lateral.

Por otra parte, para absorber el tráfico que se generará en los próximos años en las zonas industriales de Parets del Vallès, se ha remodelado el actual enlace entre la C-35 y la C-17, por lo que mejora su funcionalidad. Este tercer carril se añade al que ya entró en funcionamiento en el sentido sur en 2022, que contó con una inversión de 11 millones de euros.