En una operación llevada a cabo por la Policía Municipal de Montcada i Reixac durante la medianoche del pasado domingo, se logró la detención de cuatro individuos que generaron sospechas entre las autoridades locales.

El vehículo, detenido en un control rutinario, levantó las alarmas al ser verificada su información. Los agentes se encontraron con un cóctel de delitos que desató la acción inmediata de las fuerzas del orden.

Lo que inicialmente parecía un simple control de rutina se transformó en la detención de los ocupantes por varios delitos graves. En primer lugar, el vehículo en cuestión resultó ser robado, lo que llevó a los agentes a profundizar en la investigación.

La sorpresa no tardó en aumentar, ya que se descubrieron tres órdenes de detención pendientes para los ocupantes del automóvil. Este hallazgo reveló la presencia de individuos buscados por la justicia, lo que intensificó la gravedad de la situación.

Además, se descubrió que uno de los detenidos portaba un carné de conducir extranjero falsificado.

Pero la lista de delitos no termina ahí. En la inspección del vehículo, las autoridades encontraron sustancias estupefacientes, lo que agrava aún más la situación legal de los detenidos.

Finalmente, se hallaron herramientas especializadas para inutilizar alarmas, sugiriendo que estos individuos eran «especialistas» en robos. Este descubrimiento añade un componente adicional de peligrosidad a los detenidos, destacando su presunta especialización en actividades delictivas.

Los cuatro individuos se encuentran ahora bajo custodia policial, enfrentando una serie de cargos que incluyen robo de vehículo, falsificación de documentos, posesión de sustancias ilícitas y actividades delictivas relacionadas con robos.