Imagen de las placas solares que abastecen una comunidad solar en Girona

Iberdrola va a promover en Rubí su primera comunidad solar en el municipio, en todas las comarcas del Vallès y en la provincia de Barcelona. Esta instalación, que estará ubicada en la cubierta de la nave de la empresa Ruda Ebenisteria i Fusteria, permitirá a los vecinos de la zona beneficiarse de las ventajas del autoconsumo renovable, sin necesidad de contar con una instalación propia ni de realizar inversión, ya que es Iberdrola quien la realiza.

Esta modalidad de autoconsumo comunitario permite a los usuarios compartir la energía 100% renovable generada desde una única instalación fotovoltaica ubicada en las proximidades de su domicilio (en un entorno de dos kilómetros como máximo). La instalación consta de 140 paneles con una potencia total de 64,4 kilovatios (kW), suficiente para producir anualmente 93 MWh, y evitará la emisión de cerca de 515 toneladas de CO2 a la atmósfera en los próximos 30 años.

«Gracias a esta comunidad solar, un centenar de familias de Rubí podrán ser partícipes de la misma y ahorrar en sus facturas de electricidad al consumir localmente parte de la energía producida por esta instalación», comentan desde Iberdrola en un comunicado. «Por su parte, la empresa Ruda Ebenisteria i Fusteria, pionera en realizar una instalación de estas características en la ciudad, logrará cubrir hasta un 35% de su consumo eléctrico», añaden.

Para Juan Miguel Bailón, delegado Comercial de Iberdrola en Catalunya, «este proyecto es un hito muy importante y refleja la apuesta de la compañía en Catalunya, con actuaciones locales, sostenibles e innovadoras. Estamos orgullosos de poder ofrecer a los vecinos de Rubí energía renovable y de kilómetro cero para sus viviendas”.

Esta es la tercera instalación de estas características que la compañía promueve en Catalunya, donde ya tiene en funcionamiento una en Girona y otra que comenzará a funcionar en breve en Cassà de la Selva (Girona).