Este miércoles, 29 de noviembre, se instala una unidad móvil de medición frente al Centro Cultural La Roca, que recogerá datos durante 70 días.

La Diputación de Barcelona instalará este miércoles, 29 de noviembre, una unidad móvil frente al Centro Cultural La Roca, para medir la calidad del aire de la Roca del Vallès. La estación analizará durante 70 días las concentraciones de dióxido de nitrógeno (NO2), partículas PM10, PM2,5 y ozono (O3), que son los contaminantes atmosféricos que más preocupan por su impacto en la salud de las personas. Esta polución provoca, entre otros efectos, inflamación de las vías respiratorias, tos, irritaciones, dificultades respiratorias, asma, así como un incremento de la mortalidad por enfermedades cardiovasculares, respiratorias y cáncer de pulmón.

Un técnico especialista analizará el comportamiento y validará los datos, que se compararán con los valores de referencia de la normativa vigente RD102/2011 y los valores guía recomendados por la OMS. A continuación se elaborará un informe con los resultados obtenidos.

El concejal de Medio Ambiente, Raúl Cano, ha afirmado que los datos obtenidos por la estación de medición «ayudarán a saber cuál es la calidad del aire de la Roca del Vallés y permitirán implantar acciones en el municipio para combatir la contaminación».

La unidad móvil es uno de los recursos de la Oficina Técnica de Evaluación y Gestión Ambiental de la Diputación de Barcelona para la mejora de la calidad del aire de los ayuntamientos de la provincia y está vinculado a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) ).