El Hospital Parc Taulí de Sabadell ha tenido que cerrar una planta del área de pediatría de la ciudad asistencial durante unos días por la presencia de chinches. Se trata de la tercera planta del edificio Ripoll.

Fuentes de la dirección han defendido ante diversos medios que la actuación de desinfección es «preventiva», pues el pasado 20 de octubre un paciente presentó picaduras de este insecto. Ante ello se trató con calor la habitación afectada, pero finalmente la gerencia decidió cerrar y tratar «toda la planta» por «prevención». La previsión es que hoy lunes 6 de noviembre la planta ya esté desinfectada y se pueda reabrir.