Uno de los ejemplares fotografiados en Cataluña

El lobo ha vuelto a pisar el Vallès después de más de 100 años de su desaparición. Lo ha hecho, sin embargo, de forma fugaz y sin apenas dejar rastro.

De hecho sabemos que un ejemplar de lobo se ha paseado por el Vallès porque se han detectado rastros de su presencia en la Serralada de Marina, en Santa Coloma de Gramenet. Según ha informado El Periódico, un lobo fue fotografia el invierno del año pasado en la Serralada de Marina, pero no se ha dado a conocer hasta ahora. Los expertos dejan claro que no es peligroso para las personas.

A este animal lo detectaron trabajadores del parque de la Serralada de Marina a través de una de las cámaras instaladas en la zona. Y ahora ya aparece publicado en los libros que analizan el estado de los mamíferos en Catalunya.

Actualmente, existen cuatro lobos identificados en Cataluña. Todos ellos son machos. Uno de ellos ha sido detectado en el Alt Empordà, el otro por la Alta Ribagorça, un tercero por el Solsonès, y el último en el Moianès. Sería éste, el que habría hecho una incursión hasta la Serralada de Marina. El cruce podría haber sido a través del Montseny y de allí hasta la zona del Montnegre. Se hace más complicado pensar que este animal hubiera cruzado todo el Vallès por la zona de llanura o siguiendo el curso de uno de los ríos sin ser visto ya que es una zona densamente poblada.

Los lobos detectados en Cataluña son todos ellos animales procedentes de las poblaciones existentes en Francia, según han determinado los expertos a partir de sus rastros. Estos no descartan que en el futuro, si siguen llegando ejemplares, y con ellos algunas hembras, que se pueda volver a reproducir esta especie animal en Cataluña.