Esta semana han comenzado las obras de mejora del alumbrado público en los barrios de Can Mas, Tiana y Pont Vell de Ripollet. Según informó el Ayuntamiento, estas mejoras consistirán en la adecuación, reforma y, en algunos casos, sustitución de los cuadros eléctricos que regulan el alumbrado de estos tres barrios, así como la sustitución del alumbrado, tanto vial como ambiental, para luminarias LED. También se realizarán trabajos de adecuación de las líneas eléctricas. Los trabajos tienen una duración prevista de un mes y un coste de 258.762,20€.

Con estas actuaciones, se dice desde el Ayuntamiento de Ripollet, se busca una mejora en la seguridad eléctrica de las instalaciones, tanto líneas como cuadros eléctricos; una mejora del alumbrado con mejores luminarias; y un incremento del rendimiento y la eficiencia energética de las instalaciones.

«Las obras permitirán reducir el consumo eléctrico y las emisiones de CO2 a la atmósfera en un 60% respecto al consumo actual de los 506 puntos de luz que se cambian de las lámparas de descarga de vapor de sodio a LED», informan.

Esta actuación está incluida en el programa sectorial Renovables 2030 de la Diputación de Barcelona.