En los últimos dos meses (agosto y septiembre), según han informado los Mossos, se han denunciado 18 robos consumados con fuerza en el interior de establecimientos comerciales en la ciudad de Rubí.

A raíz de estos hechos, los Mossos d’Esquadra y la Policía Local de Rubí han ejecutado un plan específico para combatir los robos con fuerza en comercios de Rubí. Este plan incluye acciones preventivas y de investigación.

Las acciones del plan y la coordinación de recursos ha obtenido la resolución de casi el 50% de los hechos denunciados y se han traducido en la detención de 7 personas, de las cuales 4 han ingresado en prisión preventiva. Según los Mossos, también se ha producido una reducción drástica del número de hechos, apreciable en la última semana de estudio.

La policía catalana indica que las personas detenidas forman parte «de un grupo no ordenado ni estructurado que, actuando de forma anárquica, acumula más de 100 detenciones por todo tipo de delitos, sobre todo robos» y que se seguirán coordinando las acciones y los dispositivos para continuar en la misma línea de trabajo.