Nina, de 4 meses, con su madre, Maria, y la enfermera, Marta, en el CAP Sant Miquel de Granollers.

El equipo de pediatría territorial de Granollers, del Institut Català de la Salut, ha sido el primero de la Región Sanitaria Barcelona Metropolitana Nord en empezar la campaña de inmunización de los bebés hasta los 6 meses contra el virus respiratorio sincicial (VRS), un virus altamente contagioso que se disemina con las secreciones nasofaríngeas de las personas infectadas o mediante las gotas de saliva, constituyendo una de las principales causas de hospitalización en niños menores de 5 años.

Esta semana en el CAP Sant Miquel ya se han administrado las primeras dosis a bebés nacidos entre abril y septiembre de 2023 para protegerlos de las bronquiolitis y sus complicaciones. «La bronquiolitis es una infección respiratoria grave, muy angustiosa para los bebés y para los padres y madres –ha explicado Tonyi Arias, directora del equipo de pediatría territorial de Granollers. Poder ofrecer esta inmunización beneficiará a la salud de los bebés, reducirá el angustia que sufren las familias y permitirá disminuir los ingresos y la carga asistencial».

La campaña contra el VRS se realiza en los centros de atención primaria para los bebés nacidos entre abril y septiembre de 2023 (las familias recibirán un SMS informativo para pedir cita en el CAP) y en el mismo centro hospitalario (antes del alta) por a los que nazcan entre octubre de 2023 y marzo de 2024.

En total, en una primera entrega, la Región Sanitaria Barcelona Metropolitana Nord ha recibido 7.457 dosis: 1.152 para los CAP y hospitales del Vallès Oriental, 4.036 para el Vallès Occidental y 2.269 para el Barcelonès Nord y Maresme. La administración será progresiva, según vayan naciendo los niños y según las familias vayan pidiendo cita a sus CAP de referencia. Se recomienda aprovechar las revisiones periódicas para solicitar la inmunización contra el VRS.

«Es importante la implicación de las familias para asegurar la protección de los niños y frenar las afectaciones que pueda causar el virus», ha subrayado Tonyi Arias. El pasado año, en Catalunya, el VRS causó 7.523 bronquiolitis en menores de un año, con 1.058 hospitalizaciones.

La infección por VRS clínicamente puede tener diversas manifestaciones, generando desde cuadros de vías respiratorias altas banales o inaparentes tipo resfriado común, hasta episodios de bronquiolitis o neumonías en lactantes que suelen ser más graves durante los primeros meses de vida y pueden ser especialmente importantes en prematuros.