La familia de Alexandre Acsensi, el joven jugador de 29 años del Club Hoquei Caldes, fallecido el 4 de diciembre de 2022 en un accidente de tráfico en la C-59, ha emitido un comunicado agradeciendo el apoyo recibido durante este difícil período y compartiendo detalles clave de la investigación policial que finalmente ha arrojado luz sobre los hechos.

La familia expresó su gratitud hacia quienes les han brindado apoyo en estos nueve meses de dolor y angustia. Durante este tiempo, han tenido que lidiar con múltiples versiones sobre las circunstancias del trágico accidente que se llevó la vida de Alexandre, sin conocer la verdad sobre lo sucedido. Hoy, con la información oficial de la investigación policial en sus manos, han decidido compartir estos detalles en honor a la memoria de Alexandre.

Desde un principio, la familia fue informada sobre una primera versión del accidente basada en testimonios de testigos. Sin embargo, días después, se les notificó que se iniciaría un proceso de investigación para esclarecer lo sucedido. Durante meses, la familia y amigos tuvieron que esperar ansiosos los resultados de esta investigación, sin acceso a la autopsia ni a las pertenencias personales de Alexandre, lo que aumentó su angustia e incertidumbre, dificultando aún más el proceso de duelo.

En el comunicado, la familia desmiente información incorrecta y parcial transmitida inicialmente tanto a ellos como a los medios de comunicación, y comparte las conclusiones de la investigación policial, destacando dos evidencias fundamentales que arrojan luz sobre los hechos:

Alexandre no conducía el vehículo: Según el informe técnico y las pruebas de ADN, se concluyó que el joven no era el conductor del vehículo en el momento del accidente. El perfil genético obtenido de las muestras recogidas en los airbags correspondía al de Alexandre, quien se encontraba en el asiento del copiloto.

Uso del cinturón de seguridad: La investigación demostró que Alexandre llevaba puesto el cinturón de seguridad en el momento del accidente, corroborado por las marcas dejadas en su ropa.

«Estas evidencias no podrán devolver a Alexandre, pero reafirman la imagen que la familia, amigos y conocidos tenían de él: un joven responsable, bondadoso y altruista que siempre actuaba desde el amor», se dice en el comunicado.

Con este comunicado, la familia espera que no queden dudas sobre la extraordinaria persona que era Alexandre, el número 7 del Club Hoquei Caldes.