Mossos d’Esquadra de la comisaría de Mollet del Vallès detuvieron el pasado 4 de agosto a un hombre de 40 años y a una mujer de 47 como presuntos autores de los delitos de hurto y daños.

Alrededor de las 11:00 horas del día 4 de agosto los mossos recibieron un aviso de un hombre que informaba de que dos personas le habían intentado sustraer el dinero que acababa de sacar de un cajero del centro de Mollet del Vallès. Los hombres le habían avisado de que tenía una rueda pinchada. Al bajar, las personas habrían aprovechado para intentar quitarle los 3000 euros que acaba de sacar y que guardaba en la guantera.

La víctima fue preciso con la descripción y recordaba que uno de ellos tenía un bulto en el cuello y el otro llevaba un chaleco reflectante de color amarillo fluorescente.

Una patrulla de paisano inició una búsqueda por la zona centro donde se encontraba el requirente y encontró un vehículo cuyo ocupante coincidía plenamente con una de las descripciones facilitadas. Los mossos observaron cómo el conductor llevaba un auricular en la oreja y, además, consultaron en el aplicativo policial que el titular del vehículo tenía antecedentes.

Una mujer se subió al vehículo y los agentes decidieron detenerlo entonces. En el registro del coche encontraron un perfume sustraído, destornilladores, una navaja, una emisora y otras herramientas para utilizar en los robos así como varias prendas y gafas. En el método pinchazos es muy común que los autores utilicen varios vestuarios para cambiar de apariencia y despistar a los requeridores, testigos y víctimas.

Los agentes detuvieron al hombre y a la mujer como presuntos autores de un delito de daños y de hurto.