Mossos d’Esquadra de la Unidad de Investigación de la comisaría de Cerdanyola detuvieron ayer jueves a un hombre, de 22 años, como presunto autor de un delito de homicidio doloso en grado de tentativa y un delito de conducción temeraria.

Los hechos sucedieron el 9 de abril, sobre las 06:58 de la madrugada, cuando tres jóvenes salían de una discoteca de Cerdanyola. Los chicos caminaban por la zona de la calle Bosc Tancat cuando de repente un vehículo les embistió intencionadamente y provocó que uno de los chicos acabara rodando por encima del capó. Además, el conductor en ningún momento redujo la velocidad ni se detuvo para socorrer a las víctimas.

Como consecuencia del atropello el chico sufrió lesiones de gravedad y fue trasladado a un centro hospitalario. Cuando la víctima recuperó la conciencia manifestó a la Policía Local de Cerdanyola que no conocía al autor e ignoraba qué podía haber motivado el hecho pero que la misma noche, a la salida de la discoteca, un chico le agredió dándole un cabezazo.

A partir de ese momento la Unidad de Investigación de la comisaría de Cerdanyola se hizo cargo de las gestiones para identificar al conductor del vehículo y averiguó que se trataba del mismo agresor. Finalmente, ayer lo consiguieron localizar y detener.

El detenido, con antecedentes por los mismos hechos, ha pasado a disposición judicial ante el juzgado de Instrucción en funciones de guardia de Cerdanyola.