Mossos d’Esquadra de seguridad ciudadana de Rubí detuvieron, en la tarde del 23 de junio, a un hombre de 66 años que transportaba 391 kilogramos de hachís. Los llevaba repartidos en 897 paquetes, preparados para su distribución.

Los hechos sucedieron en la carretera C-1413a, en el término municipal de Rubí, cuando una patrulla de seguridad ciudadana detuvo el turismo donde circulaba la persona detenida, que viajaba sola.

Ante la actitud inquieta del conductor, los agentes registraron el vehículo. En los asientos del copiloto y en los posteriores encontraron parte de la droga, tapada con mantas. En el maletero, en varias bolsas grandes de rafia, encontraron el resto de paquetes, que eran de varios tamaños y peso.

Ante estos hechos, el conductor fue detenido por un delito de tráfico de drogas.

Esta cantidad de hachís, distribuida al por menor, puede llegar a más de 2,5 millones de euros en el mercado.

El detenido pasó el pasado 24 de junio a disposición judicial ante el juzgado de Instrucción en funciones de guardia de Rubí.