El acusado siendo trasladado al juzgado de Murcia

Roger L.S., el hombre que el pasado 8 de abril mató a un instructor de tiro en Canovelles ha ingresado este jueves en la prisión de jóvenes de Quatre Camins, en La Roca del Vallès, según ha informado la periodista Anna Punsí. El presunto asesino, de 20 años y exmilitar, fue detenido en Murcia y posteriormente pasó a disposición de un juzgado de esta ciudad el cual decretó prisión incondicional para él y también trasladó el caso a un juzgado de Granollers.

Según ha adelantado la periodista, el traslado se realiza por este motivo, pero también por «proximidad familiar» ya que el acusado es vecino de Les Franqueses.

Roger L. S. está acusado de los delitos de homicidio, detención ilegal, tenencia ilícita de armas y resistencia a la autoridad. Los hechos de los que se le acusan se remontan al sábado 8 de abril, cuando el pistolero acudió al Club de Tiro de Precisión de Granollers situado en Canovelles del que era socio. Allí abrió fuego contra el encargado de la instalación porque este se negó a darle un arma larga. La víctima, un vecino de Granollers llamado Jordi, murió casi en el acto sobre las 19.30 horas. Cuando se disponía a huir de la galería se cruzó con otro socio, al que encañonó, pero no llegó a disparar porque el arma se encasquilló.

Después, huyó hasta el barrio de Pedralbes de Barcelona, donde abandonó su coche, un Dacia de color azul, y se cambió de ropa. Acto seguido interceptó a dos mujeres y las obligó a conducir hasta Murcia amenazándolas con un arma de fuego. Finalmente fue detenido en la estación de tren del Carmen, cuando se disponía a continuar con su fuga.