El Ayuntamiento de Moncada i Reixac ha anunciado que en los próximos días presentará un recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) contra la decisión del departamento de Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural de la Generalidad de Cataluña de otorgar una nueva Autorización Ambiental con Declaración de Impacto Ambiental para que la cementera Holcim, conocida anteriormente como Lafarge, pueda continuar con su actividad en el barrio de Can Sant Joan. La alcaldesa de Montcada i Reixac, Laura Campos, se ha mostrado optimista en que este recurso “tendrá recorrido jurídicamente ya que la autorización se ha concedido con demasiada prisa y los servicios jurídicos del Ayuntamiento han encontrado importantes deficiencias en esta nueva licencia”.

Las anteriores autorizaciones ambientales que la Generalitat concedió a Holcim en 2008, 2013 y 2017 fueron declaradas nulas por parte del TSJC y el Tribunal Supremo, que dieron la razón a las denuncias presentadas por el Ayuntamiento y la Asociación de Vecinos de Can Sant Joan. Al no disponer de una licencia ambiental vigente, la empresa recurrió a la justicia para evitar el cierre y, actualmente, todavía se está a la espera de que el TSJC resuelva el último recurso de casación abierto.

El Ayuntamiento ha anunciado que en los próximos días realizará nuevas acciones relacionadas con la actividad que la cementera Holcim realiza en el municipio.