El conseller de Territorio, Juli Fernàndez, ha anunciado hoy que el Departamento licitará esta primavera las obras para construir una pasarela peatonal y ciclista que cruzará la C-17 en Parets del Vallès y permitirá mejorar la conectividad entre un lado y otro de la carretera y favorecer la movilidad descarbonizada y activa. Esta obra supondrá una inversión prevista de 2,4 millones de euros y se enmarca en el conjunto de actuaciones que el Gobierno está desarrollando para mejorar la funcionalidad y la seguridad en este importante eje viario.

Fernández ha señalado que esta actuación se enmarca en la voluntad de «tener itinerarios seguros en bicicleta y a pie» y, en este entorno, permitirá superar «la fractura que supone la C-17 entre el núcleo urbano y los sectores de actividad económica”. De esta forma, «podremos conseguir desplazamientos que ahora no se pueden hacer a pie y en bicicleta». La nueva pasarela entrará en funcionamiento en 2025. El conseller también ha puesto de relieve que la obra se añade a una serie de “intervenciones para la mejora de la seguridad, la fluidez y los accesos a la C -17”.

Actualmente, los peatones y ciclistas con origen núcleo de Parets del Vallès o el vecindario de Can Pepet, en el lado oeste de la C-17, que quieren dirigirse al polígono industrial de Can Volart, ubicado en el lado este de la C-17 , deben cruzar el puente existente de la C-35 que cruza por encima de la C-17. Los accesos al puente no disponen de itinerario peatonal y el puente tiene una anchura reducida, lo que dificulta el tráfico de peatones y bicicletas.

Así, el Departamento ha impulsado la construcción de una pasarela peatonal y ciclista que aumente la permeabilidad de la carretera C-17 en este entorno y mejore la seguridad vial, a la vez que potencie la movilidad activa entre el núcleo urbano de Parets del Vallès, el polígono industrial de Can Volart y el Circuit de Catalunya, en el marco de las políticas del Govern para fomentar el uso de la bicicleta y de los modos de transporte no motorizados.

La nueva pasarela tendrá una longitud de 40 metros y una anchura de 3 m y su tipología es la de un arco metálico tipo network, con tirantes inclinados que se distribuyen en forma de rombo. El trazado de la actuación se inicia en la rotonda de Parets del Vallès y con un trazado curvo transcurre por los terrenos que se liberan con la nueva configuración del enlace de la C-35 como consecuencia de las obras en marcha en la C-17. Al llegar a la C-17, la pasarela gira para cruzar la carretera perpendicularmente y, una vez salvada la C-17, se crea una rampa sobre muros para llegar a la acera de la zona de la masía de Can Volart y conectar con la calle del Gurri. El itinerario se completa con la conexión con el barrio de Can Pepet mediante unas escaleras y una acera.

La construcción de la pasarela en Parets del Vallès se enmarca en las actuaciones que el Govern está desplegando en los últimos años para mejorar las prestaciones de la C-17, vía que vertebra las comunicaciones entre el área de Barcelona, Vallès Oriental, Osona y el Ripollès. Actualmente, están en ejecución tres obras en el ámbito del Vallès, que suman cerca de 29 MEUR, entre las que cabe remarcar la configuración de un tercer carril en sentido norte, entre Parets del Vallès y Granollers para aumentar la fluidez de la circulación .