Un grupo de antifascistas ha protestado este sábado delante de la Sala Tarafa de Granollers para rechazar la presencia en el municipio de la formación Vox, que celebraba un acto para presentar a Cristina Tarrés como candidata a la alcaldía a las próximas elecciones municipales. La Sala Tarafa se ha llenado de simpatizantes de esta formación.

La concentración ha acabado con algunos enfrentamientos directos entre los manifestantes y simpatizantes del partido populista, que se han insultado, se han empujado y se han intentado tomar las pancartas y banderas que exhibían a pesar de la presencia de agentes de la Policía Local de Granollers.

El presidente de VOX Barcelona, Joan Garriga, ha anunciado en el mitin que la candidata a la alcaldía de Granollers será Cristina Tarrés, una persona valiente “que viene a desalojar a los socialistas de la ciudad para traer seguridad, vivienda y trabajo”.

Cristina Tarrés ha sido perito judicial inmobiliaria, representante de comerciantes, presidente de la Federación de Vecinos de Granollers, concejal de la ciudad y consejera comarcal. La candidata ha agradecido a la ejecutiva nacional de VOX por haber confiado en ella para liderar el proyecto del partido en Granollers y ha destacado que el 28 de mayo “tenemos una cita muy importante con las urnas y que VOX sale a ganar para acabar con casi 40 años de gobierno socialista”.

Al acto también ha asistido el diputado de VOX en el Parlamento de Cataluña, Manuel Acosta, que ha hablado sobre educación.

Foto: Twitter @urifc75

La CUP, que daba apoyo a la protesta concentrada delante de la sala Tarafa, ha criticado que el gobierno local, del PSC, haya autorizado el acto y que la Policía Local haya actuado como «segurata». «El fascismo es un crimen que quiere destruirnos a todas, incluido en aquellas que le hacen el juego, y no se vale ninguna concesión», ha advertido esta formación.