El conseller de Territorio de la Generalitat, Juli Fernàndez, ha avanzado este miércoles que la Generalitat licitará en las próximas semanas la conexión de una parte de la B-40 con la C-58 y la C-16 en el Vallès Occidental.

Tras otra interpelación de los comuns sobre movilidad en el Vallès, Fernàndez ha llamado a poner el foco en las conexiones ferroviarias, y ha destacado el acuerdo de la Generalitat para conectar FGC con la R8 oriental: «La responsabilidad es nuestra de poner recursos y marcar horarios, pero la responsabilidad de Renfe, de la operadora, es poner los trenes y conductores».

   También ha apostado por mejorar la red de autobuses intermunicipales en el Vallès –por ejemplo, entre Caldes y Palau-solità por la C-59 y entre la Llagosta y la UAB– y construir nuevas vías ciclistas –por ejemplo, entre Barberà y Ripollet, y entre Montcada y Mollet–.

   El diputado de los comuns Marc Parés ha situado como retos de la movilidad en el Vallès mejorar la calidad del aire e incrementar el uso del transporte público: «Ninguno de estos dos objetivos se consigue con el Cuarto Cinturón. Pero el objetivo de esta moción no es hablar del Cuarto Cinturón, eso ya lo hacen PSC y Junts».

En relación a la conexión de la B-40 con la C-58 y la C-16 el Conseller ha asegurado en respuesta a una interpelación del diputado Jordi Terrades (PSC) sobre infraestructuras que el Parlament que «Tendremos que hablar, y hablamos, y en los encuentros con el Ministerio así lo hemos hecho sobre esta continuidad urbana de la B-40», ha dicho .

   En cuanto a la conexión entre Sabadell y Terrassa, ha apostado por hacerlo a través de la N-150 siguiendo el plan de movilidad del Vallès, que prevé una ronda entre ambas ciudades «priorizando las infraestructuras» que ya existen.

   Además, ha recordado que el acuerdo del Govern con los comuns incluye destinar una partida a los estudios de la conexión de Castellar del Vallès con la C-58 en los Presupuestos de 2023.

   «Queremos liderar la solución de movilidad del Vallès», ha sostenido el conseller, que ha subrayado que ha compartido estas medidas con los alcaldes del territorio y ha retado al PSC a concretar si les preocupa la movilidad el Vallès o solo el Cuarto Cinturón, en referencia a sus peticiones sobre la B-40 para pactar los Presupuestos.

   Terrades ha defendido que el territorio reclama la Ronda Nord para asegurar la conexión en el Vallès y, además, ha urgido a la Generalitat a abordar la «ampliación o mejora» del Aeropuerto de Barcelona para que pueda asumir el incremento de pasajeros tras la recuperación del tráfico aéreo que cayó en pandemia.

   Fernàndez ha apostado por llegar a una «propuesta viable y real» sobre el Aeropuerto de Barcelona que permita preservar el entorno natural de El Prat y, a la vez, convertirlo en un enclave intercontinental dentro del sistema aeroportuario catalán.

   En ese sentido, ha defendido liderar desde la Generalitat una propuesta de consenso con los agentes sociales y económicos: «Los ecologistas somos los que haremos progresar el país».

   Además, ha advertido de que incluso si se ampliara el Aeropuerto las obras no terminarían el verano que viene, cuando se prevé que aumenten los pasajeros, por lo que ha instado a Aena a adoptar las «medidas necesarias» para gestionar ese incremento.