Mossos d’Esquadra de la Unidad de Investigación de la comisaría de Granollers, con colaboración de la Policía Local de Sant Feliu de Codines, detuvieron, los días 13 y 14 de diciembre, a tres hombres, de 21 y 42 años, como presuntos autores de un delito contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico.

A mediados de noviembre los mossos iniciaron una investigación tras tener conocimiento de la posible existencia de una plantación de marihuana en una nave industrial del polígono Can Masclans, en Sant Feliu de Codines.

Tras varias pesquisas, el pasado día 13 se hizo una entrada y pesquisa en la nave donde se localizaron 1.020 plantas de marihuana. También se hallaron varios objetos destinados a su cultivo indoor y una compleja instalación con ventiladores, focos y transformadores, para favorecer el crecimiento de las plantas.

Durante el operativo se localizaron a dos personas en el interior de la nave que al ver la presencia policial intentaron huir por la azotea. Los agentes pudieron interceptarlos y los detuvieron por su presunta relación con un delito contra la salud pública. También se les denunció por defraudación de fluido eléctrico, puesto que habían manipulado el suministro eléctrico. Al día siguiente se detuvo a una tercera persona y se denunció penalmente a una cuarta, ambas relacionadas con la plantación.

Los detenidos han pasado hoy 15 de diciembre a disposición judicial ante el juzgado de instrucción en funciones de guardia que ha decretado libertad con cargos.