En noviembre se han firmado en el Vallès Oriental 10.849 contratos laborales, continuando así la reducción de contratos respecto al mes pasado, reducción que ha afectado tanto a los contratos indefinidos (respecto al mes pasado, se han registrado casi 700 contratos indefinidos menos) como los temporales (prácticamente un millar menos que el mes pasado). De hecho, septiembre fue el mes en el que se registró un mayor crecimiento de la contratación intermensual, según la información facilitada por el Observatorio-Centro de Estudios del Consejo Comarcal.

Respecto al mes de noviembre de 2022, el descenso de contratos ha sido elevado del (-30%: un total de 4.675 contratos menos), descenso que puede atribuirse básicamente al descenso de la contratación de tipo temporal: hace un año se registraron 13.023 contratos temporales y este mes la cifra se situó en mitad, casi, 6.812 contratos. Por sexos, las mujeres concentran el 46 por ciento de la contratación, con un total de 4.999 contratos.

Pese a la reducción de los contratos respecto al mes pasado, se observa en la evolución de los datos la mayor proporción de contratos indefinidos respecto a los datos de hace un año, cuando los contratos indefinidos suponían algo más del 16%. La contratación temporal se sitúa en el 62%, que a pesar de ser un porcentaje más elevado que en los últimos meses, todavía se sitúa muy por debajo del 84% que suponía la temporalidad hace apenas un año. Cabe añadir que, respecto a la contratación indefinida del año pasado, las cifras indican que prácticamente se han doblado, aunque éste haya sido uno de los meses de menor incremento de la contratación indefinida.

Si se analiza el aumento de los contratos indefinidos según modalidad contractual, destaca que ganan peso los contratos ordinarios a tiempo indefinido (+2.190 contratos más que hace un año) y los de interinidad (+45). En el ámbito de la contratación temporal, aparte de ver en los últimos meses que ha desaparecido la fórmula de contratos de obra y servicio, se ve que este mes se ha registrado un importante descenso de los contratos eventuales por circunstancias de la producción (-1.457).

Por actividades económicas, si bien este mes se observa una menor reducción de los contratos en buena parte de las actividades que el mes pasado fueron las principales generadoras de contratación (industria manufacturera, comercio, …), este mes ganan bastante las actividades servicios a las personas como actividades profesionales y técnicas o las vinculadas al sector del agua y saneamiento.