Los Bomberos de la Generalitat localizaron este domingo por la tarde el cuerpo sin vida de un vecino de Cànoves i Samalús de 66 años que murió al precipitarse por un canal de montaña en la zona del Santuario de la Virgen de Cabrera, en el municipio de Cantonigros (Osona). El cuerpo del fallecido no fue rescatado hasta este lunes por la mañana.

Al parecer, el hombre, junto a un grupo de cinco personas, se encontraba haciendo una excursión y se cayó accidentalmente por el canal de montaña.

Los Bomberos recibieron el aviso del accidente a las 16:16 horas de ayer domingo. Inmediatamente, se desplazaron hacia el lugar dos helicópteros de rescate con personal del Grupo de Actuaciones Especiales (GRAE) Montaña y equipo médico del Sistema de Emergencias Médicas (SEM) y una dotación terrestre del parque de Vic. Ambas aeronaves iniciaron búsqueda por la zona siguiendo las indicaciones proporcionadas por el testimonio de la esposa del hombre accidentado que formaba parte del grupo excursionista.

Pocos minutos después de las 17 horas, desde uno de los helicópteros divisaron efectos personales de la víctima cerca de una canal boscosa de caída pronunciada. El helicóptero descargó a los efectivos y estos localizaron a la víctima. El médico del SEM solo pudo dictaminar la muerte del accidentado.

Los Mossos d’Esquadra aerotransportaron la Unidad de Intervención de Montaña (UIM) para levantar el atestado del accidente y operar el rescate de forma conjunta con Bomberos. Sin embargo, la llegada del ocaso interrumpieron los trabajos de los medios aéreos y los efectivos de la UIM. Estos custodiaron durante la noche el cuerpo del hombre accidentado hasta que fue rescatado este lunes por la mañana.