La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana Raquel Sánchez Jiménez visitó este martes 31 de agosto el peaje de La Roca del Vallés para destacar la finalización de las concesiones de las autopistas AP-7 y AP-2 que a partir de este miércoles a las 00 horas de la noche ya son libres de peaje.

La ministra destacó que la finalización de las concesiones de las autopistas AP-7 y la AP-2 supondrán un ahorro para los usuarios de más de 750 millones de euros. Se calcula que estas vías registran actualmente unos 13 millones de desplazamientos anuales que crecerán con la finalización de los peajes.

Al igual que en el resto de tramos liberados desde junio de 2018, el Ministerio está trabajando en un estudio previo de demanda y necesidad de actuaciones tras la supresión del peaje. Se prevé un aumento del tráfico de estas autopistas con una mejor distribución del mismo que permitirá mejoras en la seguridad vial, la congestión y la contaminación.

En todo caso, esta reversión ha supuesto la gestión directa por parte del Ministerio, generando nuevos sectores de conservación en los que se ha utilizado un nuevo modelo de pliego con importantes mejoras respecto al anterior. Concretamente, en los sectores que se añadirán a partir del 1 de septiembre, el pasado mes de abril se licitaron 7 contratos de conservación y mantenimiento por un importe de 137 millones euros.

Las instalaciones de los peajes serán retirados en los próximos días. Mientras esto no ocurre Trànsit ha recomendado precaución en estos puntos y que sean atravesados a una velocidad máxima de 30 km/hora