Ciudadanos (Cs) La Garriga ante la información difundida por varios propietarios de bares y restaurantes la población de que se les prohíbe poner las terrazas en la calle antes de las 9 de la mañana no puede más que tachar de disparate y despropósito, así como la muestra de un nuevo ensañamiento de este Ayuntamiento hacia este sector.

Así lo ha calificado el portavoz del Grupo Municipal, Ángel Guillén, que además se ha preguntado «qué sentido tiene meter ahora, en pleno rebrote de la pandemia, en pleno verano, a la gente dentro de los locales -algunos de ellos tienen más espacio fuera en la calle que dentro- a unas horas en que La Garriga ya tiene pulso, ya hay vida» lo que para el portavoz de Cs representa «un agravio comparativo evidente respecto a otras actividades». Según Guillén «esto les hará perder clientela, riesgos sanitarios aparte».

Para Guillén, el hecho de prohibir la colocación de las terrazas hasta las 9 de la mañana representará «nuevas pérdidas económicas -por desayunos que dejarán de servir- para estos pequeños autónomos que son de los que más han sufrido las restricciones de la pandemia» y puntualizó que «las pocas ayudas municipales que han recibido han sido gracias a la perseverancia de la oposición, en especial, por el trabajo realizado en un Pleno Municipal por el PSC y Ciudadanos ante la negativa del Gobierno a que hubieran fondos para estas ayudas» .

Guillén ha lamentado «las formas utilizadas por el Gobierno de ERC una vez más para hacer las cosas sin informar de nada previamente a la oposición, actuando unilateralmente, de manera prepotente y enviando a la policía municipal a los locales para comunicarles la decisión del Gobierno y que en caso de no cumplir se les multaría». Para Guillén este hecho demuestra «lo que ya venimos denunciando en muchos Plenos desde que el Gobierno de ERC tiene la mayoría absoluta con el pacto con los ex de Junts: su bunkerización, su falta de empatía para dialogar con el oposición y enviando a la policía con la amenaza de multa si se incumple vemos su afán recaudatorio, esta manía que tienen de ir a tocar los bolsillos de los garriguenses con la intención de hacernos pagar la factura de la enorme deuda que están acumulando y por su nula actuación en buscar soluciones para cuadrar las cuentas del Ayuntamiento».

Por último, desde Cs piden al Gobierno Municipal que rectifique esta pésima medida inmediatamente y también ha declarado Guillén «nuestro apoyo al sector de la restauración garriguense y a todas las medidas de protesta y reivindicación que tengan a bien hacer ante este nuevo atropello de nuestro Ayuntamiento hacia estos trabajadores autónomos que tienen también personal a su cargo los cuales necesitan un gobierno que les facilite la vida no uno que se la complique aún más».