Roberto Giménez

Hace once años en 2010,  el año que España ganó el Mundial. El ex alcalde Francisco Llobet vino a mi despacho para anunciarme la gran noticia: ¡Que la REVISTA DEL VALLÈS de la que llevaba director casi treinta años no iba desaparecer! gracias al nuevo gerente Xavier Quer, un relaciones públicas excepcional pero un gerente fatal que enterró la Revista tres años tras la muerte del señor Llobet. Me lo dijo con una copa de cava alegre porque el nuevo gerente había cortado la cabeza a Lluis Sitjes JR.

El anterior gerente Manuel Quer, director del Banco Santander, de una saga familiar de banqueros, su padre en los años 60 y 70 había sido el director del Banco Central en la carretera Y muy gerente hasta la víspera del final.

 Mi ex gerente de toda vida. Había fichado a su hermano Xavier, yo no me llevaba bien con él porque querían controlar  mi trabajo, Manel no. Xavier había hecho el trabajo sucio que se necesitaba para salvar al Vallés:  quedarse con la publicidad. Cosa que no podía hacer con el señorito de su padre, que era el Consejero delegado que nunca dio un palo al agua…

El problema de LA PUBLICIDAD SITJES que ingresaba el 50% de los anuncios a la Revista (la deuda que tenía era de decenas de miles de Euros). Pagaba a tres meses vencidos.

La crisis económica de 2008 se comió nuestros recursos cuarenta mil años cada año. La Revista se ahogó económicamente. Manel lo sabía pero Lluis era su amigo por esa contrató a Xavier por dos mil euros al mes.

Con toda la deuda acumulada sin subvención de la Generalitat porque no éramos nacionalistas, no teníamos la subvención que recibe El 9 NOU. Los 72.000 que la Generalitat decía que teníamos  no fue suficiente para impedir nuestra muerte, éramos los decanos de la prensa comarcal catalana del pasado siglo.

El último presidente Joan Catafal dijo a los doce consejeros de la Revista y luego por TELEVISIÓN GRANOLLERS que en los últimos seis meses la revista había perdido el 42% de sus ingresos. Esos seis meses coincidían con mi baja.

Roberto Giménez