La dirección de la farmacéutica Boehringer Ingelheim España ha despedido a 15 personas en la planta de Sant Cugat del Vallés, según ha informado este martes el sindicato CC00. CCOO de Industria rechaza estos despidos y exige a la empresa la readmisión de estas personas.

Según explicó el sindicato, hace unos meses la empresa comunicó que haría algunos cambios productivos que garantizarían el futuro de la planta vallesana y aseguró que no habría una destrucción de empleo en este proceso, «una cuestión que ha incumplido» , con el despido de ese 15 personas. La empresa justifica los despidos por una discontinuidad en la elaboración de uno de los principales productos del centro vallesano, el Mucosolovan, y que se destina al mercado chino. Dicen que han reubicado buena partes de los trabajadores, pero que esto no se ha podido hacer con la totalidad de la plantilla.

CCOO recuerda a la dirección de la empresa que no se puede construir un futuro prometedor destruyendo puestos de trabajo. Por ello insta a la multinacional a reconsiderar su decisión y apostar por la plantilla de la planta de Sant Cugat del Vallès.

CCOO, afirma con un comunicado que está velando en los diferentes sectores para que el proceso de transformación industrial y cambio de modelo productivo en el que nos encontramos inmersos se haga con una transición justa para los trabajadores.