Un hombre que se ha subido esta madrugada en la cruz medieval, la Creu de Terme, ubicada frente a la iglesia del monasterio de Sant Cugat del Vallés, la ha hecho caer al suelo provocándole numerosos destrozos.

El hombre ha tenido que ser ingresado en el hospital por que parte de la cruz al desplomarse se le cayó encima y se le investiga por un delito contra el patrimonio histórico por dañar un Bien Cultural de Interés Nacional. La Policía Local de Sant Cugat está revisando las cámaras de seguridad de la zona para obtener más información de los hechos.

El Ayuntamiento, que en un hilo de Twitter ha condenado los hechos y ha hecho un llamamiento al civismo, ha anunciado que procederá a la denuncia del destrozo.

La zona ha quedado acordonada por razones de seguridad y para proteger la parte del monumento que no se ha caído. Los fragmentos de la cruz que se han caído ya se han recogido para llevarlos al Centro de Restauración de Bienes Muebles de Cataluña.