Durante los próximos 8 años la Roca del Vallès contará con un servicio de limpieza viaria reforzado. El Pleno municipal ha aprobado el nuevo contrato, con una inversión superior a los 4 millones de euros, que supondrá múltiples mejoras en el servicio.
El concejal de Obras y Servicios, Albert Bassa, ha explicado que «Queremos un municipio más limpio y ordenado, por eso ponemos los medios necesarios para conseguirlo. Así, dispondremos de más personal, más maquinaria y servicios especiales, que supondrá un auténtico paso adelante en este sentido «.


El contrato contempla que trabajen en el municipio un total de 6 operarios, más un jefe de trabajos y una persona encargada. Esto supone un incremento respecto al anterior contrato, dado que incorpora un operario más y que la persona encargada aumentará su dedicación hasta el 50%. En cuanto a la maquinaria, se incorporan al servicio una barredora de gran formato, 2 furgones eléctricos con caja abierta o cerrada, 1 furgón con un equipo de agua a presión, 1 camión de caja abierta y 1 furgoneta eléctrica. En el anterior contrato sólo se disponía de dos vehículos.

El aumento de los recursos humanos y técnicos, explican desde el Ayuntamiento de La Roca, permitirá hacer nuevos trabajos ordinarios, tales como la limpieza intensiva con agua a presión de aceras y calzadas, la limpieza de los espacios de juego y paseo de los parques infantiles , la retirada de hierbas de superficies pavimentadas y aceras, la limpieza de alrededor de contenedores (cualquier tipo de fracción) y residuos abandonados y traslado de voluminosos a la Deixelleria, el tendido manual de sal y otros fundentes para prevenir o corregir nevadas y heladas, dentro de la jornada laboral, y el servicio de desinfección localizada con el objetivo de mantener las mejores condiciones de higiene en el ámbito de la vía pública.


En cuanto a los servicios extraordinarios, se prevén diversas actuaciones anuales para limpiar las tierras arrastradas con motivo de las lluvias, operaciones de riego mecanizado para evitar el levantamiento de polvo, operaciones de recogida de hojas durante el otoño, y las actuaciones especiales tras la celebración de eventos festivos, que requieren de una actuación intensiva.