La división de genéricos y biosimilares del Grupo Novartis Sandoz ha anunciado este martes que tiene previsto cerrar la planta que la empresa tiene en la carretera de Cardedeu a Granollers, en el término de les Franqueses del Vallès a partir del 2024, en el marco de un plan de «refuerzo y modernización» de la su red de producción de antibióticos en Europa.

En este plan el centro principal estará ubicado en Kundl (Austria) y se dedicará a la fabricación de antibióticos orales mientras que el segundo centro será el de Palafolls, que se ampliará y se dedicará el principio estéril para los antibióticos. La planta de Les Franqueses del Vallès tiene 170 trabajadores y Sandoz ha asegurado que abrirá una mesa de negociación y hará «todo lo posible para ayudar a encontrar soluciones para los afectados».


En un comunicado, la empresa justifica que la planta de Les Franqueses fabrica actualmente amoxicilina mediante síntesis química y que es una tecnología menos competitiva y por ello ha decidido cesar la actividad en unos dos años y medio. Novartis ha indicado que con los proyectos anunciados para Palafolls «mantiene su compromiso con la inversión en España», que considera una «pieza relevante» en su red europea de fabricación de antibióticos.

Fuentes de Novartis han explicado que hay «todo tipo de opciones sobre la mesa» de cara al futuro de estos trabajadores, aunque no han querido concretar además a la espera de formalizar las negociaciones con los sindicatos en la mesa de negociación. En todo caso, añadieron las iniciarán con la «mejor predisposición posible». Se prevé que las conversaciones comiencen en breve y se alarguen un período máximo de dos meses.

En Palafolls, donde se fabricará exclusivamente el principio activo estéril para los antibióticos, la compañía prevé invertir 50 millones de euros frente a los 100 millones que destinará a la planta austriaca en tecnología avanzada de producción de amoxicilina por vía enzimática.

La planta del Maresme estará operativa en 2025 y supondrá al creación de 63 nuevos puestos de trabajo e incrementará en más de un 150% su capacidad de producción, que pasará de 200 a 500 toneladas anuales. Actualmente, en Palafolls hay dos proyectos más en desarrollo que cuentan con una inversión de más de cuatro millones de euros y supondrán otros 21 nuevos puestos de trabajo.

En el comunicado, Novartis explica que al introducir una nueva tecnología de producción, la compañía espera reforzar su competitividad a largo plazo para garantizar el suministro y consolidar la cadena de suministro de amoxicilina oral a Kundl y simplificar la estructura de fabricación, actualmente repartida en varias plantas, según explica en un comunicado.