El secretario de Infraestructuras y Movilidad, Isidre Gavín, ha expuesto este lunes, en el transcurso de una reunión con el alcalde de Caldes de Montbui, Isidre Pineda, que el Departamento de Territorio y Sostenibilidad contratará esta semana las obras de construcción de un paso inferior para peatones y ciclistas en uno de los accesos de la C-59 en el municipio. Los trabajos comenzarán, así, a principios de mayo y tendrán un plazo de ejecución de 10 meses.

La obra, con un presupuesto de cerca de 800.000 euros, también incluirá la mejora del cruce con la implantación en la calzada de un tercer carril para los giros a la izquierda y de carriles de aceleración y de deceleración. El secretario remarcó que «es una actuación que mejora la seguridad y fluidez de la circulación vial y también mejora la movilidad sostenible: de peatones y ciclistas».

El paso inferior, que se situará en el cruce a la altura de la calle de Bigues, facilitará el paso de peatones hacia el cementerio municipal, ubicado en el otro margen de la carretera. Ahora, los peatones deben cruzar a nivel la carretera C-59, que registra una alta intensidad de tráfico, al tiempo que muchos ciclistas utilizan este punto para acceder a una zona rural cercana.

De esta manera, la obra que ahora comienza permitirá favorecer la seguridad vial en este ámbito. Paralelamente, se ha proyectado un vial de 360 ​​metros de longitud, para peatones y ciclistas, que sirva para acceder al paso inferior.