Un preso de Quatre Camins se fugó el martes durante salida programada con un educador, según han informado diversos medios. Hoy el preso habría vuelto a reingresar de forma voluntaria en el centro acompañado por su hermano. VOTV ha informado que esto sería fruto de un acuerdo con los Mossos.

El preso al parecer sufre una discapacidad intelectual y tiene un historial de entradas y salidas de cárceles por resistencia a la autoridad y robos con violencia e intimidación.

En el momento de la fuga, el preso vestía un chándal gris y zapatillas Adidas. Lleva varios tatuajes visibles, los números 666 en el cuello y un puño americano dibujado en uno de los brazos.

Los Mossos le detuvieron la última vez en el 2017 acusado del robo con violencia a un anciano que falleció después. El preso acumula un total de tres condenas por las que debería cumplir 2 años y 20 meses. La última de ellas le obligaría a permanecer en prisión hasta principios del 2022.